Mi nombre es Toro Iroka (色香), artista de Ikebana con formación de diseñadora gráfica.  

Al ser un arte tradicional japonés, se puede pensar que el Ikebana es un arte rígido, dominado por las reglas en lugar de por la creatividad. Y aunque en muchos de los casos es así efectivamente. Yo tuve la suerte de llegar a la escuela o corriente llamada Sogetsu. Fue fundada por Sofu Teshigahara en 1927, y es considerada como la corriente más abierta y vanguardista, que busca la expresión individual del artista. El precepto de la escuela Sogetsu es que el Ikebana se puede hacer en cualquier momento, cualquier lugar y usando cualquier tipo de material. Esto por supuesto la hace mas asequible para la practica del Ikebana fuera de Japón.